Inicio Actualidad Siete soluciones ambientales en Perú que te invitamos a conocer:

Siete soluciones ambientales en Perú que te invitamos a conocer:

0
Siete soluciones ambientales en Perú que te invitamos a conocer:

Es importante hablar del medio ambiente porque la realidad nos muestra que estamos atravesando por muchos problemas este tiempo y si no cambiamos nuestro estilo de vida y hábitos de consumo, nuestra supervivencia y la de nuestras generaciones está en peligro.

Los problemas más relevantes de este siglo tienen que ver con la desaparición de los bosques, la escasez de agua y sequías, el aumento de los residuos, contaminación del aire, el cambio climático, la contaminación en los mares y animales en peligro de extinción.

Frente a este panorama, se han promulgado leyes para proteger más el medio ambiente y desde la sociedad civil, también se vislumbran alternativas de solución:

Avances legislativos

En este artículo, hemos incluído cinco iniciativas destacables en el Perú, que merecen conocerse para unir esfuerzos e integrarnos a la solución:

Entrevista a Albina Ruiz- Ciudad Sostenible

Fotografía: Believe Earth

Fotografía destacada: Looking.com

Albina Ruiz Ríos de Sepulveda es una ambientalista destacada y reconocida a nivel internacional por su aporte al medio ambiente. Este año, ha sido designada como Viceministra de Gestión Ambiental del Perú; sin duda una excelente noticia que nos da esperanza respecto a las decisiones políticas que se tomarán en torno al tema.

Albina Ruiz es presidenta y fundadora de la ONG “Ciudad Saludable” en la que desarrolla en el Perú y otros países de Latinoamérica abarcando temas de residuos y contaminación. Es por ello que su proyecto ha sido premiado con la medalla Albert en Londres, por ser pionera en innovación, ya que une la recolección de residuos con la oportunidad de una nueva vida, así ayuda a los recicladores a salir de la informalidad y potenciar sus capacidades para que logren el éxito en sus empresas.

Ruiz, señala que uno de los principales desafios este tiempo es innovar y estar de la mano con la tecnología, exhorta a todos los ciudadanos a trabajar por el medio ambiente de forma articulada y comprometernos con el cambio para nuestras ciudades.

¿Hace cuánto y cómo iniciaste tu trabajo con “Ciudad Saludable”? Fue hace 16 años cuando fundé Ciudad Saludable para dar respuesta a 3 constataciones:  Una primera constatación es que la basura se queda donde vive la gente pobre, segundo, nos preguntamos porque gente como tú o como yo tienen que buscar su comida en la basura, me estoy refiriendo a los recicladores, y tercero ¿Por qué la ciudadanía da por sentado que el estado es ineficiente a la prestación de servicios y se decide quedar?, nosotros pensamos que no, y desde Ciudad Saludable estamos cambiando esos 3 paradigmas. La basura no puede quedarse en ningún lado, tiene que tener un buen manejo, tenemos que educar mucho a la gente para que reduzca su generación de residuos y peligrosidad, tenemos que educar al empresario para que haga un ecodiseño en sus productos en el marco de la economía circular, también educar a los gobiernos para que cumplan su rol de facilitador, de buen gestor, para que todo fluya.

Lo primero que tenemos que evitar es generar residuos; segundo, si ya estamos generando que seamos conscientes de que residuos pueden ser reciclables y que todo lo orgánico pueda tener otra vía de tratamiento para obtener compost, humus, alimentos de animales y biogas.

hay una gran cantidad de oportunidades que tenemos allí, si miramos al residuo como un recurso más que como un problema.

¿Cuál es la importancia de los recicladores en “Ciudad Saludable” y cuántos han pasado de la informalidad a la formalidad? En el Perú, se estiman que existen aproximadamente 108 594 familias de recicladoras, según un estudio que hicimos el 2009.

Aproximadamente el 12% de ellos ya están formalizados y esto significa que no solo que estén constituidos en una organización de recicladores ante la Surnap o Registros Públicos, sino que hayan sido capacitados mínimo los 4 módulos que señala la ley, que es gestión de residuos, desarrollo personal, gestión empresarial y bioseguridad.

Significa también que estén vacunados y que cuenten con la vacuna antitetánica en sus tres dosis, que cuenten con las vacunas contra la Hepatitis B y estén reconocidos por la municipalidad a través de una ordenanza para formalizar a los recicladores.

Existen 250 municipalidades tipo A y B en el país, que ya tienen estas ordenanzas y ya están trabajando con los recicladores, aunque no de manera eficiente pero están en el camino. Ellos están recibiendo fotochecks, pasan para hacer una recolección selectiva en las casas y en muchos casos, la municipalidad está ayudando con los uniformes y la movilidad para ellos.

¿Cuál es el modelo de Ciudad Saludable y qué características predominan el éxito en la organización? Es muy sencillo, en realidad lo que buscamos es trabajar con el estado en todos sus niveles: nacional, regional y local. No solo en el Perú ya que este modelo es replicado en 11 países de Latinoamérica y en la India también.

Además trabajamos con el sector empresarial, la sociedad civil, los líderes y los ciudadanos. Iniciamos este trabajo hace muchísimo, antes de que hubiera leyes, y lo que nosotros buscamos es que la gente tome conciencia, no podemos seguir con la misma economía, ya que estamos en una economía lineal donde extraemos recursos y se produce determinados productos, se consume y se rechaza y elimina. Es por ello que pensamos que estos recursos que extraemos tienen que seguir circulando mucho tiempo en la economía para no tener presión en estos recursos naturales y sobre todo los residuos que ya se generan, que sean reciclables, que puedan ser valorados economicamente, sirvan para sacar de la pobreza a los recicladores, y haciendo que esta cadena de valor del reciclaje sea virtuosa y no perversa, como lo es todavia cuando es informal, donde el reciclador cada dia tiene que vender lo poco que recupera para comer ese dia y el intermediario termina pagandole casi nada y además le roba el peso, etc. Es totalmente distinto cuando están organizados, tienen volumen, fuerza y pueden vender directamente a la empresa, nosotros estamos con experiencias de comercialización en red, por ejemplo, tenemos un caso en Arequipa que está trabajando en esto y las asociaciones reciben el doble por el mismo material.

Para  nosotros estas acciones tienen que tener dos ejes fundamentales: Una, es la influencia en politicas públicas, siempre tratamos de hacer incidencia en las normas y en los reglamentos, buscando que se cumplan y la otra es educación en ciudadanía ambiental, donde los recicladores tienen un rol de promotes ambientales, y la poblacion y el funcionario puedan tener conciencia y entre todos haya una responsabilidad compartida.

¿Qué actividades hacen todos los días los recicladores que apoya “Ciudad Saludable” y cuál es el impacto de este trabajo para el medio ambiente? Hacen un trabajo realmente loable porque se han generado su propio empleo, el bien que le hace al planeta es increíble, el 2009 se hizo una investigación ”por las rutas del reciclaje en el Perú” y solo con las porciones de papel y cartón que recolectaron ese año, tanto de manera formal como informal, se dejaron de talar más de 2 millones de árboles, de extraer varios barriles de petróleo, se ahorro energía, agua, entonces los beneficios ambientales son increíbles pero los sociales también, porque imagínense si toda esa gente desempleada sería una presión social, pero ellos se han generado su propio empleo, por eso es importante valorarlos.

Ustedes impulsaron una ley para regularizar el trabajo de los recicladores, cuéntanos esta experiencia de tomar acción desde la sociedad civil para lograr una política pública: La ley 24419 se escribió en nuestras oficinas de manera colectiva y concertada. En esa mesa estuvimos los lideres de asociaciones de  recicladores, técnicos de Ciudadad Saludable,técnicos del Ministerio del Ambiente, técnicos del Congreso, de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazonicos Afroamericanos Ecologia y Ambiente y autoridades de algunas municipales, asi como redes de municipalidades como Munired y fue en realidad, un trabajo fuerte, tuvimos que realizar muchas acciones y capacitaciones a los y las lideres y lideresas como voceros, para que ellos mismos sean los que hagan incidencia politica en el congreso para hablar con las autoridades y en los medios de comunicación y cuando logramos el pleno, ellos estuvieron alli presentes en la votación.

Pero incluso antes de eso, en el 2008, cuando tuvimos ya el proyecto de ley listo y consensuado, organizamos una marcha de la alegría que fue lindísima, más de 2000 recicladores de diversas partes del país, marchando por las calles y cantando, para entregar el proyecto que fue elaborado de manera conjunta y nos recibió el presidente del congreso, entonces fue trabajado con mucho amor, con pensamiento técnico pero también humano, ellos estaban sentados en la mesa y sabiamos lo que ellos necesitaban, ha sido una linda experiencia.

¿Qué significa para ti el emprendimiento social? Significan varias cosas. La primera, es desarrollar una iniciativa que tenga impacto social, que pueda ser replicable, que sea creativa, innovadora y que podamos seguir alimentandolo y recreandolo siempre, pero también es actuar con humildad y con ética, sin ello es dificil avanzar y saber que nunca podemos hacer las cosas solos sino en equipo, con mucho diálogo y tratando de generar confianza entre todos los actores, dels ector público, privado y del social.

Cuéntanos, sobre tu experiencia en la premiación con la medalla Albert en Londres, ¿qué significó para ustedes? Ganar la medalla Albert para nosotros ha sido una experiencia muy importante, porque ha sido entregada a gente muy, muy importante en el mundo y que se haya entregado esta medalla a alguien que haga un impacto sobre todo social, creo que marco un nuevo hito para la propia organización, la Royal Society of Arts, recibir esta medalla para nosotros, es recibirlo en nombre de los miles de hombres y mujeres anónimas que van haciendo que este mundo sea mejor.

BBC: Esta medalla es concedida por esa institución a los pioneros en innovación, que incluye en su larga lista de ganadores a Thomas Edison y Alexander Graham Bell.

¿En cuántos países se ha replicado el modelo de “Ciudad Saludable” y qué pueden hacer otros activistas para replicarlo en nuevos lugares? Ha sido replicado en 11 países de Latinoamérica desde Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina, Colombia, Guatemala, Jamaica, Brasil, Venezuela, México, República Dominicana, en realidad hemos trabajado en muchos países, buscando replicar nuestro modelo, al inicio empezamos generando Ciudad Saludable- Venezuela, pero nos dimos que no era posible hacer eso, ahora apostamos por transferir  conocimientos, toda nuestra caja de herramientas con manuales, guias, formatos y lo adaptamos a cada país.

También en la India, estuvimos trabajando en Bangalore y gracias a un fellow de Ashoka, seguimos creciendo allá y es una gran alegría poder seguir siendo reconocidos por ese trabajo.

¿Cuál es el trabajo que se hace cuando se unen los sectores: público, privado u organizaciones no gubernamentales? Es un trabajo más lento, pero a lo largo tiene mejores resultados.Primero significa generar confianza entre todos los actores, nosotros somos como un ascensor, trabajamos desde la base empoderándolos pero también trabajamos en el último piso, buscando incidir allí y sobre todo generando encuentros entre las bases y los tomadores de decisiones y por supuesto con el sector privado, que dinamiza las actividades, buscando que todos actúen con ética en ese triángulo dorado.

Cuéntanos, ¿cuáles son los principales problemas o retos que enfrentaste desde que inició la organización hasta hoy y cómo le haz podido dar soluciones? Es importante señalar que el trabajo de los emprendedores sociales no es fácil, nos podemos topar con la corrupción, con gente que está dispuesta a difamarte con tal de que no avancemos, porque trabajar con la base de la pirámide, significa chocar con los intereses de muchos que están por encima de ellos, entonces no es tan fácil pero es lo que creemos y lo hacemos con mucho amor.

Para mí, ver la cara de una persona recicladora que la primera vez que lo conozco, no mira a los ojos, solo al piso y un año después cuando ya es capacitado, empieza a trabajar en colectivo, en una organización, cuando ve que puede dialogar con otros, se ve digno y dice: mi trabajo vale, solo por eso valió la pena hacer todo el esfuerzo.

¿Qué te motiva día a día y cómo renuevas fuerzas? La fuerza me viene en primer lugar de mi familia, todos son ambientalistas, están convencidos que es un trabajo de todo el mundo, y además tengo a mi equipo que trabaja con ética y compromiso y sobre todo, estos hombres y mujeres están cortando el círculo de pobreza, pudiendo acceder a educación y saben que pueden hacer este mismo trabajo pero de mejor manera, desde la mirada de gestión empresarial. Eso es lindo, eso no tiene precio, como mis padres me enseñaron, cuando morimos no nos llevamos nada, porque tendríamos que volvernos esclavos para acumular y acumular, en lugar de preguntarnos día a día, que necesitan los demás de mí, que puedo hacer yo por otras personas, creo que cuando hacemos esa pregunta, cambia todo el sentido y sacamos fuerzas y vamos con alegría y amor haciendo las cosas.

¿Qué decisiones cruciales tomaste para definir la línea de tu organización? Una primera, era que no quería una organización como las muchas que ya había visto, yo quería una organización diferente, con  un relacionamiento horizontal entre todos y buscar actuar con respeto al interior y exterior. Siempre digo cuando entra una persona nueva o a nuestro personal que nosotros debemos hacer con el mismo amor, con el mismo respeto y compromiso, una reunión con el presidente o el ministro, con los recicladores, poner siempre adelante al ser humano.

Claro que he tenido que tomar decisiones dificiles muchas veces, he tenido que pedir a gente que se vaya porque no actuaba con ética y esas cosas son dificiles, duelen pero tenermos que hacerlo porque tenemos que ser coherentes entre lo que decimos y hacemos, muchas veces nos toca denunciar cosas y tenemos que hacerlo, estando fortalecidos y teniendo aliados para tener voceros y actuar en conjunto.

¿Qué recomendaciones le darías a todos sobre el cuidado del medio ambiente? Primero reconocer que es una responsabilidad compartida por todos, no podemos esperar que solo el estado actué sobre el tema o los empresarios, tenemos de actuar todos.

Si nosotros como ciudadanos hacemos  mayor fuerza, vamos a exigir que los otros lo hagan. Si yo soy una ciudadana consciente, que cada vez voy al mercado llevo mis canastas, bolsas de yute, de jicra para pesar las cosas, mis tápers para poner las carnes, las especies, si constantemente me pregunto este empaque es reciclable, no es reciclable, si veo que su envase no puede ser reciclado, no compro y no solamente eso, sino que voy informando a mis familiaresy amigos.

Si cada uno hace su parte este mundo sería mejor, sería diferente, porque estaremos actuando con consciencia. Hoy en dia ya estamos consumiendo los recursos de generaciones que todavia no han llegado, tenemos que tener más consciencia y no esperar al otro, con el ejemplo convencer en casa y multiplicando este esfuerzo para que seamos muchos más.

Desde acciones pequeñas, apagar la luz, ahorrar el agua, tener los fluerescentes led que causan menos daño al ambiente, cada acción, debemos no hacerla solo pensando en nosotros sino también en los demás.

¿Cuál es tu sueño?

 Mi sueño es que un día Ciudad Saludable desaparezca y ojalá  sea pronto, porque eso significa que el problema que buscamos resolver este resuelto y todo el mundo sabrá cual es su rol, no habrán más recicladores en las calles o botaderos, sino estarán trabajando dignamente y todos tendrán un empleo decente…para eso tenemos que hacer mucho trabajo y movilizar a todos.

Sin duda, un gran reto, pero que Albina Ruiz y su equipo, están dispuestos a tomar cada día para que se haga una realidad; un reto que nos corresponde a todos.

Entrevista audiovisual al científico Marino Morikawa- Grupo Morikawa 

Fotografía destacada: Perú 21

Fotografía ii: EFE

Ecostyle: Promoviendo una nueva forma de vida

Fotografía: Ecostyle

El proyecto es una iniciativa que se suma a la de muchas personas y organizaciones por querer cambiar el problema de la contaminación ambiental. Ecostyle, tiene la meta de concientizar a las personas mostrando los problemas y las consecuencias que traen en el futuro las soluciones. Además, busca generar un estilo de vida diferente, ya que tiene como eje central la naturaleza.

El proyecto nace el 24 de agosto del presente año, Ecostyle está conformada por un grupo de jóvenes profesionales que tienen la iniciativa de detener la contaminación ambiental y cambiar la realidad peruana. “Vimos que existía mucha basura en nuestra ciudad y más en lugares importantes como son centros arqueológicos”, añade Aaron Arias, miembro de Ecostyle. La idea imparte en recolectar basura en las distintas zonas, hacen caminatas para que visiten lugares arqueológicos, aprecian los diferentes paisajes y recolectar los residuos encontrados en el camino. Es ahí que los participantes empiezan a tener contacto con la naturaleza, aprenden de la cultura milenaria y la conservan para que las futuras generaciones logren disfrutar de lo que tenemos.

La misión de la organización es descontaminar los lugares olvidados por las autoridades, y a su vez proponer la iniciativa para que las personas salgan a la naturaleza a caminar. Mientras que, la misión es formar a personas más conscientes y disminuir el consumo de productos que contaminen el medio ambiente mediante las tres rs: “reciclar, reusar y reducir”

“Somos un grupo que está creciendo gracias a que muchas personas se están dando cuenta del problema que tenemos y están cambiando sus hábitos y su pensamiento a favor de la no contaminación”, señala el miembro de Ecostyle. Durante su primer evento han recaudado 42 kg. de basura y están yendo por  lugares para recolectar más. En cada evento tratan de concientizar a la personas sobre temas importantes como: reducción de materiales que no ayudan al medio ambiente, los beneficios de reusar y reciclar, entre otros.

Ecostyle han tomado iniciativas positivas con respecto al medio ambiente como por ejemplo, hacen que una caminata se convierta en un momento de limpieza y reciclaje, porque  mientras las personas pasean van limpiando los desperdicios y enseñan a los otros a no contaminar.

“No buscamos que de la noche a la mañana se cambie todo el proceso, si no que poco a poco puedan cambiar ciertos productos o procesos que generan contaminación ambiental”, señala el miembro de Ecostyle. Además, lo que buscan es que las empresas tengan actividades de responsabilidad social inmersas tales como la colecta de basura, limpia de calles, reforestación, entre otros.

La finalidad de la organización Ecostyle es hacer que las personas tomen consciencia sobre la realidad ambiental que nos aqueja y de esta manera poner reducir la contaminación y desintoxicar nuestros ecosistemas mediante el apoyo y las mismas las personas.

Taseco: ¡Adiós a los platos de plásticos!

Fotografía: Fanpage Jose Luis Ari

La idea innovadora se inició por José Luis Ari, un joven peruano emprendedor tacneño de la Universidad Privada del mismo lugar. El proyecto se inició en el año 2017, con una idea de negocio que fue asesorada por los mismos profesores de la universidad en la Facultad de Ciencias Económicas y de Negocios (FACEN), que fue un taller de emprendimiento para jóvenes puedan hacer un proyecto. “(…) esto empieza con una idea de negocio en el que existe todo un proceso de selección, costos, marketing y en que la que universidad busca alianzas estratégicas con distintas facultades tales como: Ingeniería, Ingeniería Agroindustrial, entre otras. Nosotros utilizamos el producto de un material agroindustrial”.

Ari, impartió el cambio por parte de su familia, ya que desde pequeño fue a la finca de su abuelo y ahí que empezó a utilizar cáscaras de frutas y también de papel. En un principio, como todo joven, lo tomaba como un juego y por un deber. Ayudar a su antecesor. “Yo me dí cuenta cuando sembré una hoja y la regué por dos meses brotaba una planta nueva, ya sea pasto o hierba mala y fue ahí que quise innovar”. 

La curiosidad del joven emprendedor empezó a tomar evidencia en su entorno y poco a poco fue llamando su atención. “(…) fue cuando fuí a la playa Boca del Río- ubicada en Tacna- y cuando salí vi que había demasiada basura que no se recolectaba. Quería evitar la contaminación pero también sabía que existía el producto biodegradable y lo que queríamos era darle un sentido diferente, no solo que desaparezca sino darle un plus”.

Los platos biodegradables solo desaparecen, en cambio los germinables, hace que el producto  tenga un ciclo y; además, una vez consumido uno pueda sembrarlo y a la vez se germiné en una nueva planta. Eso es lo que hace Taseco. Actualmente, sólo se abastecen de platos pero desearían poder expandirse a más productos ya sean sorbetes o “cañitas”, hojas, cucharas, cepillos de dientes, entre otros. Su producto general es el planta germinable.

La empresa Taseco está conformada por: Yemmy Velázquez, se encarga del Marketing del producto y de las ventas. Mariana Cornejo, hace la práctica técnica del grupo como la fabricación del producto. José Luis Ari, fundador de la marca y hace que las personas tengan un conocimiento del artículo.

¿Cúal es el proceso de los platos germinables de Taseco?

El proceso es similar al de los platos tergopol y lo único que cambia es la materia prima, ya que se estaría usando las planchas de poliestireno expandido, sino de un material de fibra vegetal y residuos de cáscara de frutas y/o papel.

El proyecto está yendo a varios concursos para que puedan ser financiados por diferentes empresas que deseen adquirir el producto. Ahora se han sumado distintas universidades del país para no contaminar el medio ambiente, entre las cuales están:  Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y actualmente, están pensando en participar del concurso Cunan y la Fundación de Clinton. Aunque aún no están en el proceso de producción ya está contando con pedidos por parte de marcas reconocidas tanto nacionales como extranjeras tales como Mcdonalds e  Hipermercados “Líder” en Arica.

Para poder sumarse a esta idea innovadora pueden comunicarse con José Luis Ari al correo: tacecotac@gmail.com

Wasicleta- Movilidad sostenible

K’allampas: La empresa peruana que ofrece setas comestibles de alto nivel nutricional

Fotografía: K’allampas

K’allampas S.A.C, nace en el valle sagrado de los incas, y se dedica a la producción y comercialización de hongos comestibles, este último, forma parte de la cultura micológica del Cusco desde hace mucho, uno de sus objetivos es la contribución de la investigación  de las  distintas variedades de setas y hongos comestibles, desde la producción hasta la cultivación. “Nosotros generamos un desarrollo cultural, gastronómico y social en nuestra región”, señala Juan Carlos Pazos, miembro de la organización.

Cabe resaltar que es un proyecto con mucha visión y misión; además, de tener un trasfondo social y que se articula a los distintos actores sociales y agentes de cambio, que hace el proyecto sea interesante, motivador, innovador, científico y se considere dentro de la economía circular. “Es por eso que consideramos esta frase: hongos para el desarrollo”, seña el miembro de K’allampas.

El proyecto se inició desde el 2016 y tienen la idea de ayudar a la sociedad con en el tema de la desnutrición infantil en las comunidades alto andinas, específicamente en el valle sagrado y también de proteger el medio ambiente. Por otro lado, la visión de la organización es ser la empresa peruana productora de setas y hongos comestibles que involucran a los productores artesanales y así se mejora los procesos de producción para su participación en el mercado regional, nacional, y también al mercado internacionales. Mientras que, la misión de K’allampas S.A.C es ser una de las empresas peruanas productora de setas y hongos comestibles, para que ofrezcan productos de calidad con altos valores nutritivos orientados a mejorar la calidad de vida de los productores y consumidores.

“La responsabilidad empresarial ecológica, es un gran reto, ya que no solo se supone trabajar al máximo para que la empresa prospere económicamente, sino también tienen que pensar en lo que se refiere a la sociedad, ya que esta es la que fiscaliza las acciones tomadas por ellos”, señala el miembro de K’allampas, es decir, que una empresa ofrece buenos productos, pero a la vez atenta directamente al ambiente y la sociedad, ya que está en las decisiones de los empresarios maximizar sus activos sin perjudicar al medio ambiente. Es por ello, la organización ayuda a las organizaciones ambientales a promover el cuidado y la responsabilidad ambiental, por eso sus productos son presentados con materiales reciclados al igual que sus etiquetas ecológicas.

Actualmente, se encuentran desarrollando máquinas, las cuales podrán ayudar a reciclar todo tipo de plásticos, su idea es concursar como una startup, para concientizar a la sociedad en cuidar el planeta. K’allampas S.A.C produce hongos rosa, hongos ostra, hongos de pino, hongos shikate y también están entrando a la línea de brotes, ya que están sacando galletas y panetones hecho de harina de hongos.

El fin de la organización es la producción de hongos comestibles como una fuente de alternativa para complementar las necesidades alimenticias, asimismo, promover el desarrollo autogestivo y fortalecer la autonomía de las comunidades indígenas, para impulsar el uso de materiales reciclados para así concientizar a las personas sobre el cuidado del planeta.

Qapac Runa: Tapers biodegradables sustitutos al tecnopor 

Fotografía: Aleteia

Sumidos en la cotidianidad, la rutina, y los gajes del oficio, nosotros, en calidad de habitantes del planeta, hemos heredado y creado ciertas “costumbres favorables” para ahorrar tiempo, dinero, espacio, esfuerzo… como utilizar bolsas de plástico para todo lo que cargamos en el mercado, táperes de tecnopor (poliestireno) para la comida caliente en restaurantes, que de por sí emite químicos que consumimos, botellas para bebidas que se corroen en el plástico, entre otros elementos masificados de uso diario que solemos tirar a la basura, sin embargo, el ciclo de vida de esos productos no termina ahí, sino se prolifera en nuestras calles, parques, ríos, llegando al mar. Si cuantificamos dichos desechos que demoran aproximadamente 500 años en degradarse, hablaríamos de toneladas de elementos no biodegradables, que ocasionarían obstrucciones intestinales en el aparato digestivo de los peces y muerte de toda nuestra fauna, perjudicando así uno de los principales actividades económicas y generadoras del PBI en nuestro país; la pesca.

Asimismo, en el pasado año, fuimos víctimas de torrenciales lluvias que se convirtieron en huaicos, dejando a su paso a muchos damnificados, lastimosamente por la falta de cultura de cuidado con el medio ambiente y el actual problema de contaminación que atravesamos, que ya es alarmante, es por eso que la naturaleza nos ha respondido, y lo seguirá haciendo mientras nuestra manera de actuar no cambie.

Sin embargo, están surgiendo iniciativas sostenibles para combatir la contaminación, como Qapac Runa, una empresa peruana que no solo ofrece un producto sustituto al Tecnopor (polipropileno), sino que promueve un mensaje de protección del medio ambiente, mediante una empresa familiar, para que las personas se den cuenta que no necesitamos contaminar para cubrir nuestras necesidades, que podemos apostar por productos amigables con el medio ambiente para cambiar la realidad que acaece en nuestro entorno.

“Qapac Runa” viene del quechua “Hombre que lo tiene todo”, que con “tenerlo todo” no hace referencia a aspectos terrenales, sino, a la armonía con la naturaleza, al respeto con sus congéneres y con la tierra que lo vio nacer, un sentido metafísico, que genera consciencia.

Los productos de esta empresa son 100% naturales, altamente compostables, ya que se convierten en materia orgánica después de usarlos, puesto a que trabajan con una fibra de cultivo sostenible de bagazo de caña de azúcar, lo que garantiza su funcionalidad y compromiso de no contaminar, además resisten el aceite y temperaturas de hasta 250ºC, y no desprenden ningún componente nocivo al ser expuestos al calor de los microondas u hornos convencionales.

“Nuestra meta de crecimiento y visión, es poder llegar a cada casa para que los seres humanos tomemos consciencia de lo que está pasando afuera. Que la basura sale de nuestra puerta, pero llega a nuestro mundo, donde por la basura llegamos a animales indefensos que mueren por nuestra irresponsabilidad, falta de criterio y orientación”, afirma Rayda Romero; fundadora de Qapac Runa.

Existe una variedad de productos en tuppers, viandas y vasos, que cuentan con certificaciones como ISO, BPI, SENASA, FDA, entre otras, lo cual garantiza su efectividad.

Podemos adquirir estos productos mediante delivery o envíos a provincias, al número: 966 067 671, qapacruna@gmail.com o vía Facebook en: https://www.facebook.com/Qapac-Runa-270216596720067/?fref=mentions

Desde gutnius, felicitamos y celebramos esta gran iniciativa, y exhortamos a nuestros lectores, que empiecen haciendo el cambio desde acciones muy ínfimas como las de no usar sorbetes, utilizar bolsas de tela, beber agua hervida o llevar consigo un tomatodo, reciclar, utilizar materiales biodegradables como la fibra de caña de azúcar para trasladar comida… todo, absolutamente todo suma para que nuestro planeta no sufra más las consecuencias, debemos tener en cuenta que, el mundo por el que trabajamos hoy, será el de nuestras próximas generaciones, y actuar responsablemente en beneficio de todos, es ahora una necesidad prioritaria.

Equipo: Claudia Loayza- Rayza Cubas- Alex Luna- Leslie Blas- Julio Fernández. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Malcare WordPress Security