Se crea el primer bosque protector del país en el Cusco

0
65

Por primera vez, el Perú cuenta con un bosque protector que está ubicado al suroeste del Cusco en una extensión de 170 mil hectáreas, una unidad de ordenamiento forestal donde se puede desarrollar actividades de ecoturismo, conservación, manejo de fauna silvestre y aprovechamiento de productos forestales diferentes a la madera.

Fue creado por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Agricultura y Riego, el pasado 29 de diciembre, y abarca tres zonas, una de 42 mil 212 hectáreas localizada en Kosñipata en la provincia de Paucartambo y las otras dos, alcanzan un total de 128 mil 688 hectáreas distribuidas en Camanti, Quispicanchi.

El área formaba parte del Bosque de Producción Permanente, pero al realizarse el inventario forestal en la zona, los resultados mostraron un bajo potencial maderable, con especies ubicadas en su mayoría en bosques de montaña, sumado a la fisiografía y la accesibilidad, se estableció recategorizarla como Bosque Protector.

En esta zona se pueden encontrar oso de anteojos, jaguares, mono maquisapa que son especies sombrilla importantes para el ecosistema forestal, son llamados bosques protectores porque cumplen funciones de conservación de cuencas y fuentes de agua, de suelos y hábitats críticos.

El Bosque Protector del Cusco se encuentra colindante con el departamento de Madre de Dios, y resulta una alternativa para las poblaciones locales que pueden realizar actividades productivas forestales no maderables y de fauna silvestre, ecoturismo o los relacionados a los servicios ambientales.

Según la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, Nº 29763, un Bosque Protector es una unidad de ordenamiento, un instrumento de gestión territorial para el acceso de los recursos forestales, que establece el SERFOR en coordinación con los gobiernos locales y de acuerdo a la zonificación regional y local.

Foto: Radio Habana Cuba

Somos una organización que fomenta y visibiliza el periodismo de soluciones, que construye y promueve una cultura de acción.