Qosqomposta

Qosqomposta: Una iniciativa que nace para combatir el cambio climático

El planeta necesita organizaciones que brinden soluciones orientadas a resolver las diversas problemáticas sociales y ambientales. Felizmente ya son muchas las iniciativas privadas y públicas que se suman a esta labor y Qosqomposta es una de ellas. Entrevistamos a Consuelo Alarcon para conocer más sobre esta importante iniciativa:

¿Cuál es tu historia como emprendedora? Yo soy investigadora, amante de las ranas y serpientes, gracias a estos increíbles bichos tuve la oportunidad de estudiar mi maestría en otro país. De modo que estaba muy alejada del ambiente empresarial y nunca me habría imaginado embarcarme en un emprendimiento. Estoy aprendiendo demasiado y no tengo palabras suficientes para agradecer todo lo bueno, malo y difícil que he tenido que pasar para poder decir orgullosamente, que tengo un emprendimiento social y ambiental que crece en medio de una crisis sanitaria. 
¿Cómo empieza esta iniciativa y desde cuándo? En Estados Unidos, cuando estaba realizando mi maestría, muchos hábitos de mi vida diaria cambiaron y tomé la decisión de ser consecuente con las cosas que estudiaba y pensaba, puestas a la práctica con mis decisiones y estilo de vida. Es así, que decido iniciar mi transición a una vida de cero residuos. Aunque esto pueda sonar loco, o imposible, es una forma de vivir consciente con el impacto de nuestras actividades en el ambiente. Una parte fundamental de los residuos que producimos son residuos orgánicos, entonces busqué alternativas, y encontré el compostaje. Hable con mis «roomies» la posibilidad de juntar residuos y les cayó estupendo. Entonces empecé con el servicio de compostaje en Cleveland, Ohio, donde una empresa se llevaba los residuos y los compostaba. Luego, cuando me tocó vivir la cuarentena con la familia de mi novio en California y los convencí de empezar a compostar en casa y ver yo misma el proceso, y ahí no tuve dudas de que era la forma más sostenible de gestionar mis residuos y volverlos en algo útil, un abono. Quise contagiar esta iniciativa a mi mamá en Cusco, pero ella me contaba que aquí aún no hablaban de esos temas. Lo cual me recordó a cuando yo era estudiante y solo se mencionaba la segregación pero nunca había un recojo diferenciado de residuos, de modo que muchas personas decían la clásica frase: «si igual lo van a mezclar, ¿para que ya separo?».
Gracias a mi familia y todo el equipo Q, profesionales, estudiantes, activistas todos, es que se lanza Qosqomposta, un emprendimiento de compostaje, que quiere a ayudar a las familias cusqueñas a reciclar sus residuos orgánicos, y convertirlos en abono para sus propias plantas. Abrí una página de donaciones en Julio del 2020, y así recolectar lo necesario para el inicio del servicio. Con mucha alegría, ese mismo mes, abrí las redes sociales de Qosqomposta y el servicio empezó oficialmente el 1ro de Agosto del 2020, en plena pandemia, yo en Estados Unidos, mi hermano de conductor «condor Qompostero» y mis papas convirtiendo baldes de aceite en baldes Qosqomposta. 
¿Cuál fue el proceso para tangibilizar esta idea?Primero, cree la marca, el concepto. Estoy muy orgullosa de los colores, del nombre, del significado. Zack, mi novio, fue el de la idea del Cóndor compostero. Una especie emblemática del Perú, representativo de los andes, y que se encuentra en estado de conservación casi amenazado por la pérdida de hábitat y caza con finalidades culturales. Esta especie tiene un rol ecológico muy importante y similar al del compostaje: Ayudar a la transformación de lo que nadie quiere ( «carroña», cadáveres) a continuar el ciclo natural y devolver estos residuos a la tierra. El cóndor andino es la insignia del proyecto Qosqomposta.
Luego, dinero. Aquí trabaje arduo en el diseño de la página de donaciones en el extranjero, así como campañas de donaciones en mercados de diversas ciudades. No solo llegue a promocionar el proyecto para recibir donaciones, sino que además y lo que es aún más importante, compartimos un proyecto replicable para tantos países que aún no saben cómo gestionar sus residuos. Este es un problema global. 
Posteriormente, la logística de redes, el compostaje mismo, repartos y recojos, todo se dio poco a poco con la ayuda de mi familia, técnicos y profesionales en el tema.  
Por último, y no menos importante, las familias qomposteras. Todas las personas que vieron este proyecto, y decidieron unirse y cambiar la forma de ver sus residuos. Estoy agradecida a todas y cada una de las familias que entraron al proyecto. Demostraron que el Cusco si está listo para crecer en sostenibilidad. Tenemos un trabajo arduo por delante, mucha educación ambiental, pero también cada vez se unen más manos para hacer crecer este proyecto.
¿Quiénes se benefician? ¿Cómo pueden incluirse?
Se benefician las familias cusqueñas, ya que todos esos residuos que usualmente terminaban en los basureros y generaban gases de efecto invernadero (que provocan el calentamiento global y en consecuencia, cambio climático), se convierten en abono para sus propias plantas. Las familias que se unen al servicio de compostaje con recojo de residuos orgánicos a domicilio promueven 4 puntos fundamentales:1) reducción de residuos en el botadero de Haquira (no tenemos más lugares donde disponer nuestra basura, es una emergencia socio-ambiental)2) reducción de metano (gas de efecto invernadero)3) recuperación de suelos con abono natural (toda la agricultura actual está llena de químicos y vamos perdiendo nuestros suelos, contaminando así también el agua; mientras que el compost es un abono natural)4) alimentación orgánica sostenible en casa (puedes producir tus propios alimentos gracias al abono producido con tus residuos)
Las personas interesadas, pueden escribirnos a nuestras redes sociales, Facebook e Instagram, como @Qosqomposta y al Whatsapp 928550877. Ofrecemos talleres y cursos, todos relacionados a una vida consciente con nuestro alrededor. 
¿Cómo está enmarcado este proyecto en tus sueños?Sueño con un grupo humano que pueda ayudar a más y más personas a encontrar una vida consciente, feliz, sencilla y de paz. No solo hablando de compostaje, sino también de todos los residuos que generamos, otras prácticas sostenibles, consumo local, consumo limpio, orgánico, comunidad diversa e inclusiva, salarios justos, etc.Me imagino una comunidad que se ha dado cuenta que cuando menos cosas tiene, más momentos inolvidables vive. Que ha entendido que lo hacemos por los demás, por nosotros y por todos los seres con los que compartimos este planeta.
¿Cuál es la proyección con esta iniciativa?Ampliar nuestra capacidad de trabajo para un público objetivo más grande, y abrir nuestras puertas a empresas, restaurantes, hoteles, desde el más pequeño. Llevar la correcta gestión de residuos sólidos a otro nivel, donde es accesible a todas y todos. Recientemente estamos aperturando la opción de acopio de ecoladrillos, un material de construcción hecho en base a residuos que no pueden ser compostados o reciclados, como por ej, envolturas de los productos. Así también, lanzaremos el Plan Cero Basura, donde no solo recogemos orgánicos, sino también reciclables. Rescatando más del 90% de los residuos que desperdiciamos, con un impacto ambiental positivo y real.
¿Dónde pueden conectarse todos los interesados?
  Las personas interesadas, pueden escribirnos a nuestras redes sociales, Facebook e Instagram, como @Qosqomposta y al Whatsapp 928550877. Estaremos gustosos de enseñarles más de nuestro proyecto.   
¿Qué más nos quieres contar y porque es importante hablar de esto?
El servicio tiene un costo, ya que tenemos un personal, que así como muchos, tienen familia que mantener. Ellas y ellos aprenden la importancia de rescatar estos residuos y gracias a este trabajo pueden brindar oportunidades a los suyos. La persona que recoge el balde, que manejan, que lavan, que hacen el compost, que estudian en la planta, todas y todos son personas comprometidas con hacer un buen trabajo. Además, también me gusta explicar que como todo en la naturaleza, requiere paciencia. El proceso de compostaje no es inmediato. A diferencia de los materiales reciclados que apenas son recolectados, son vendidos. Nosotros tenemos que trabajar en transformar tus restos de frutas y verduras, con diferentes técnicas para mantener la temperatura y humedad óptimos para los hongos y bacterias responsables del compostaje. Hay mucha ciencia detrás de nuestro trabajo. Si quieres conocer más, únete a nuestras redes, donde encontrarás contenido ambiental, académico y de una manera entretenida.
Por último, somos una iniciativa camino a ser carbono neutral. Apostamos por el transporte sostenible, de cero emisiones y actualmente 20 % de nuestras familias tienen recojo en bicicleta. ¡Ayudando aún más a combatir el cambio climático!

Comparte las buenas noticias

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Malcare WordPress Security