Inicio Actualidad Proyectos lambayecanos entre los 10 ganadores de Protagonistas del Cambio UPC 2018

Proyectos lambayecanos entre los 10 ganadores de Protagonistas del Cambio UPC 2018

Proyectos lambayecanos entre los 10 ganadores de Protagonistas del Cambio UPC 2018

Orgullo lambayecano. Recientemente, dos proyectos sociales de alto impacto que vienen ejecutándose en la región de Lambayeque fueron considerados entre los 10 ganadores de Protagonistas del Cambio UPC 2018.

Tras un arduo proceso de selección, el programa de responsabilidad social promovido por la UPC reconoció, el pasado sábado 18 de agosto, a los ganadores de esta nueva edición, generando satisfacción entre los jóvenes participantes.

Karla Díaz del voluntariado femenino Alwa y Luis Miguel Antón de Runakay, son los dos jóvenes líderes que llevan algunos años trabajando en Lambayeque con el propósito de incidir positivamente en la sociedad.

En el 2012, Karla Díaz fundó Alwa con el fiel compromiso de capacitar a mujeres de todas las edades en temas de liderazgo y emprendimiento. Algunos años después de lograr empoderar a tantas mujeres a través de actividades lúdicas e intercambio de experiencias, resolvió que Alwa necesitaba renovarse. En este año, las alwitas – así es como se hacen llamar – decidieron ir más allá y alinearse acorde a las exigencias de estos nuevos tiempos, por lo que ahora, todas sus voluntarias son instruidas en conocimientos tecnológicos. Esta nueva inclinación hacia la innovación contempla la creación de productos innovadores y ecoamigables. En el futuro se espera que las creaciones de las voluntarias puedan ser un medio de sostenibilidad económico con impacto positivo en el ambiente, pero sobre todo logré aumentar el interés femenino por la tecnología.

En el caso de Luis Miguel Antón Herrera, su sueño por hacer reír a la gente lo llevó a explorar en el mundo del clown, y desde allí su nariz roja es una parte más de sí mismo. En el 2013 fundó Runakay, iniciando así un voluntariado de jóvenes dedicados a hacer clown hospitalario en el Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo. Dos años más tarde de visitar y hacer reír a los pacientes del mencionado hospital, Antón Herrera junto a sus voluntarios decidió crear un espacio de formación en clown en la sociedad como un agente de cambio. En estos días, Runakay celebrará un año más de fundación y el escuadron de narices rojas que forman parte de esta organización reafirman su misión: hacer reír a más personas por muchos años más.

Dos jóvenes verdaderamente talentosos que han sabido hacer frente de manera positiva a las diferentes dificultades de la vida con la convicción que ayudar a los demás hace más grande nuestro Perú.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Malcare WordPress Security