Inicio Actualidad Paola Gallegos: “La caligrafía es la fuerza interior que me empuja a seguir creando, para poder plasmar la mejor versión de mí en un trabajo”

Paola Gallegos: “La caligrafía es la fuerza interior que me empuja a seguir creando, para poder plasmar la mejor versión de mí en un trabajo”

0
Paola Gallegos: “La caligrafía es la fuerza interior que me empuja a seguir creando, para poder plasmar la mejor versión de mí en un trabajo”

Desde Gutnius, seguimos conociendo historias que nos inspiran y son importantes compartirlas para alentar el emprendimiento y promover la acción. ¿Se imaginan concretar nuestros sueños, esas ideas que rondan nuestra cabeza y llevarlas a la realidad a través del arte? Esto es lo que hace Paola Gallegos gracias a su talento en el lettering y la caligrafía. Ella nos cuenta como nace su empresa: “Calligraphilic Perú”, aquí la entrevista:

¿Cómo iniciaste con Calligraphilic Perú?

Mi interés por la caligrafía viene de muchos años atrás, diría que es un viaje que comenzó a los siete años aproximadamente, justo cuando aprendí a escribir. Tengo recuerdos de esas épocas, realmente amaba decorar cada título/encabezado y siempre intentaba que mi cuaderno se vea bien organizado. Sí, mientras todas jugaban a las muñecas, yo estaba dibujando o escribiendo.

Mi primer contacto con el lettering (que es un tema diferente pero de alguna forma se enlaza con la caligrafía) fue en primero de secundaria. Recuerdo exactamente el día que llegó a mis manos un volante con caligrafía medieval, intenté recrear la forma de la letra sin tener la herramienta, solamente  dibujando el contorno. En esa época yo no sabía que lo que estaba haciendo era lettering hasta muchos años después, lo único que sabía era que alguien dibujada esas letras y ese tema me emocionaba mucho.

La historia de Calligraphilic, como emprendimiento nace a los pocos meses de que nace mi hija Alessia. Ella me inspira a hacer mis mejores creaciones.

Calligraphilic al inicio fue solo un blog en el que subía mis composiciones, y también trabajos hechos para mi bebé. Pintaba sus bodys, le hacía pizarritas para cada mes que ella cumpliera, hasta que un día, un bar de Miraflores en Lima me contactó para hacer una pizarra, no se imaginan la emoción que sentí. Desde ese momento supe que mi trabajo debía tener una remuneración. Y empecé  a hacer encargos para otras personas, amigos y empresas con mucha trayectoria.

¿Cómo fue tu formación en caligrafía?

He sido autodidacta por muchos años. Al principio lo hacía como un juego, pero llega un punto en el cual sientes que eso no es suficiente y que debes llevarlo a un siguiente nivel.

Siempre me llamo la atención la caligrafía, pero no fue hasta que me fui a vivir a Lima, que tuve la oportunidad de tomar mis primeras clases con Sandra, diseñadora gráfica de profesión especializada en caligrafía, realmente tuve mucha suerte iniciar mi formación con ella.

Ahí fue donde Tuve mi primer contacto con la caligrafía antigua, aprendí la escritura que hacían en siglo XIV, esos estilos caligráficos me apasionan un montón. Con ella he llevado cursos de caligrafía Romana, Uncial y Humanista.

Meses después he tenido la suerte de haber sido formada por Bego Viñuela, una de las mejores caligrafías en todo Europa, a la cual admiro muchísimo y le debo muchas cosas en mi vida caligráfica, con ella aprendí todas las reglas de la caligrafía estilo Copperplate con pluma y pincel.

Muy poco tiempo después he sido instruida por Gerson del Águila, uno de los mejores calígrafos del Perú, alumno de Claude Dieterich. También he tenido la dicha de haber sido capacitada por él para enseñar caligrafía. He llegado a dictar cursos de Brush Pen para niños en la empresa Caligrafía Artística Perú, a él también le debo mucho de lo que soy hoy en día. Asimismo he sido alumna en la misma empresa donde me forme en lettering para pizarras artísticas.

Actualmente sigo en plena formación llevando cursos no presenciales con Iván Castro, Silvia Cordero Vega, Martina Flor, Rachel Yallop, Logos Calligraphy, entre otros calígrafos.

 ¿En qué consiste tu trabajo en caligrafía y lettering?

Es muy fácil confundir estas dos disciplinas, y aunque parezcan las mismas, hay muchas cosas que las diferencian.

Mi trabajo en caligrafía se trata de escribir letras de una manera armoniosa, bonita y fluida. Tiene que ver con manejar una herramienta y usar técnicas para escribir de una manera en particular. No puedes hacer correcciones.

A diferencia de la caligrafía, mi trabajo en lettering consiste en diseñar piezas únicas e irrepetibles dibujando letras o palabras, no escribiendolas. Aquí si es válido hacer las correcciones necesarias y borrar varias veces hasta lograr lo que buscas.

El lettering se usa para comunicar un mensaje diseñando una composición única. Aquí si puedes darte más libertades y puedes usar un estilo propio, añadir curvaturas a las letras o modificar una letra, en la caligrafía no tanto porque hay que usar un ductus para cada estilo de letra que queramos hacer.

¿Cuál es el estilo que te caracteriza?

El estilo caligráfico con el que más me identifico actualmente es la caligrafía Copperplate o inglesa, trato de que esta siempre esté presente en la mayoría de trabajos que realizo. Sin embargo los estilos que manejo son variados en cuanto a lettering y composición, realmente me acomodo bastante a lo que me pida el cliente, a veces quieren algo muy colorido y lo hago, y cuando se trata de hacer algo sobrio, también. Siento que mi arte puede ser bastante versátil. De eso se trata Calligraphilic.

¿Qué materiales utilizas para realizar tu trabajo, y que superficies manejas?

Para hacer caligrafía utilizo: una plumilla que es el elemento más delicado, hay de varios tipos y marcas y estas sirven para hacer distintos estilos de caligrafía; la pluma o soporte para la plumilla, existen plumas oblicuas y rectas; la tinta, las plumillas se adaptan muy bien a casi todos los tipos de materiales, por ejemplo la acuarela liquida y gouache; papeles de diferentes gramajes a mí me gusta utilizar y probar distintos papeles, pero debemos evitar que no sean muy absorbentes para que la tinta no se esparza; y por último y no menos importante, es imprescindible tener siempre un vaso con agua y una servilleta  de papel a mano, para ir limpiando nuestras plumillas con frecuencia.

En el caso de hacer lettering, es casi lo mismo, se utilizan plumas punta pincel, plumas planas, dependiendo al estilo que quieres trazar, un lápiz, borrador, mucha paciencia y creatividad.

Me encanta experimentar nuevos soportes, lo he probado casi todo: he trabajado en piedras ágata que son un tipo de cuarzo natural, pizarras, vidrios, diferentes tipos de tela, cuero, espejos, almohadas, bolsos, muros, piel, madera, mdf. ¡Me falta probar en galletas y tortas!

Para cada superficie se necesitan diferentes pigmentos y la verdad es que sí he sufrido un poco encontrando la densidad perfecta y el tipo de tinta que hay que usar en cada una.  

¿Qué es lo que más te encanta de la caligrafía y qué te motiva a realizar tu trabajo?

Disfruto mucho hacer caligrafía porque para mí es una forma de desestresarme y olvidar por un momento los problemas. Muchos dicen que es como meditar, y lo he comprobado. En la caligrafía no puedes equivocarte y por eso hay que estar 100% enfocados y concentrados. También me gusta que, a pesar de que hay reglas, una vez las conozcas tienes la libertad de hacer tus propios trazos.

Lo que me motiva a realizar mi trabajo es expresar mi imaginación, mis ideas y expresarlas en la realidad. Es la fuerza interior que me empuja a seguir creando, para poder plasmar la mejor versión de mi en un trabajo.

¿Qué es lo más dificultoso al realizar tu trabajo?

Otra cosa dificultosa para mi es hacer el boceto previo de los trabajos cuando estoy en un “bloqueo creativo” que creo que es algo que le sucede a la mayoría de artistas, en ese momento prefiero parar y hacer otras actividades, no me gusta hacer las cosas sin inspiración o a medias. Y también no ensuciarse (risas) es bastante complicado evitar mancharte las manos y hasta la ropa. Por eso es que ya aprendí que debo utilizar algunos implementos como guantes, mandiles y mangas para evitar estropear mis prendas.

¿Cuál fue el mayor reto que se te presentó con la caligrafía?

Uno de los retos más grandes fue entrar a un mercado donde lo digital era más valorado y conocido porque costaba menos. En Cusco no se conocía muy bien esta disciplina y convencer a la gente de que lo escrito a mano tiene más valor me ha costado.

Y otro reto fue adaptarme al gusto de los clientes al principio, quería hacerlo todo a mi estilo y ahí es donde aprendí que hay que acomodarse a las preferencias de los clientes y no siempre van a gustarles todas las ideas que les des. A veces uno quisiera intervenir en el diseño pero aprendí que el cliente tiene la palabra final.

¿Cuáles son los valores que te rigen como artista?

Un valor fundamental para mi es la honestidad. Porque eso representa confianza. Un artista no debe mentir o prometer algo no hará ya que ello representa un engaño.

La responsabilidad, asumir las tareas y cumplirlas. Si es necesario madrugar, se madruga pero siempre se cumple es un valor que he practicado desde niña.

El respeto, darle consideración debida hacia otra persona, hacia una idea. Es tener una actitud dialogante y apertura a las opiniones de los clientes.

Y por último, la asertividad. Ser asertivo es saber decir no, eso sí me costó bastante al principio, ahora conozco y sé lo que puedo hacer y lo que no. Cuando no lo puedo hacer en el tiempo que ellos me piden, se los digo. Puede costar a veces pero es un valor que nos ayuda mucho a ser mejores personas y estar más tranquilos con nosotros mismos.

 ¿Cómo se llevan a cabo tus talleres y con qué tipo de participantes cuentas?

He sido capacitada para enseñar. Empecé dictando clases de Brushpen en Caligrafía Artística Peru. Mis alumnas fueron niñas de 10 a 12 años. Enseñar me gusta mucho, me gusta compartir lo que sé y soy bastante paciente.

Mis talleres en Cusco fueron independientes realizados en enero y febrero. Al principio estaban dirigidos solo a niños pequeños desde los 7 años. Después mi cantidad de alumnos incremento y tuve alumnos de todas las edades, enseñando a chicas y chicos hasta los 28 años.

¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

El más cercano es poder hacer una línea de ropa con mis diseños. También hacer un manual de caligrafía básica para niños, y luego cuando me considere más experta en el tema sacar un libro más avanzado, con las reglas y todo.

Estoy a punto de empezar otro trabajo soñado en sociedad, en el que me estoy poniendo manos a la obra, pero me temo que de momento no puedo hablar mucho sobre ello, porque quiero que sea una sorpresa.

¿Cómo podemos conocer más de tu trabajo y encontrarte en las redes? 

Me pueden seguir en mi cuenta de Instagram: https://www.instagram.com/calligraphilic/

en esa plataforma tengo una mejor relación con mi público, subo más cosas de mi vida diaria y hago encuestas de todo tipo.

También pueden seguirme en mi página de Facebook: https://www.facebook.com/calligraphilic/, actualmente estoy realizando un lindo sorteo. Los invito a todos a participar, hay premios buenos y los regalos los hice con mucho cariño para ustedes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Malcare WordPress Security