GUTNIU NP 23.08.2021

Hijo de agricultores de Amazonas logra tercer lugar en concurso Beca Generación del Bicentenario

Estudiará la Maestría en Biotecnología en la Universidad de Buenos Aires. Su pasión es contribuir en mejorar la producción del café de su región.

En la comunidad de Corobamba, provincia de Luya, región Amazonas, Geysen Everson Angulo Cueva creció entre sembríos de papa, maíz, alverja y trigo. Testigo de los problemas que afrontaba su familia y su comunidad por la falta de técnicas agrícolas eficientes, el talento estudió la carrera de Ingeniería Agrónoma, que le ha permitido ayudar a sus paisanos a mejorar e incrementar sus cultivos. Para ampliar sus conocimientos, traspasará fronteras para el orgullo del país: estudiará la Maestría en Biotecnología en la Universidad de Buenos Aires, Argentina, becado por el Estado peruano.

“Toda mi familia se dedica a la agricultura y al ser testigo de las diferentes problemáticas que atravesaban por la falta de conocimientos sobre la producción de los diferentes cultivos, decidí estudiar esta carrera que me abrió muchas oportunidades” indica Geysen. Él ocupó el tercer puesto de la última edición del concurso Beca Generación del Bicentenario del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

Su pasión por la agricultura hizo que al culminar la carrera en la Universidad Nacional Toribio Rodríguez de Mendoza de Amazonas (UNTRM) se enfoque al estudio del café, unos de los cultivos más importantes de la región. “Nuestro país tiene un gran potencial para el cultivo de este grano; sin embargo, aún carecemos de la tecnología y la capacitación para contribuir a la mejora de la producción. Uno de los grandes problemas que se afronta es la presencia de la broca del café, un insecto muy dañino que causa pérdidas importantes. Para su biocontrol, es necesario una serie de controles que demandan mayor inversión”, sentencia.

Abocado a la investigación científica que permita al Perú ser potencia en el sector cafetero, Geysen, de 29 años, viajó a Colombia y México como parte de las pasantías financiadas por el Programa Nacional de Innovación Agraria (PNIA), en cooperación con el Banco Mundial. “Recorrimos el eje cafetero de Colombia y el estado de Chiapas, ubicado en el sur de México que es el principal productor de café robusta y arábica. Quedé sorprendido porque las fincas cuentan con certificación y los procesos han sido tecnificados. Además, aplican técnicas innovadoras para el control etológico, cultural y biológico del café”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Talento-Geysen-Angulo-Cueva-2.jpg

Pero sus ganas de seguir aportando con nuevos conocimientos al desarrollo de su región no quedan allí. El ingeniero agrónomo formó parte del equipo técnico que descubrió una nueva especie de Beauveria para el control biológico de la broca del café (Hypothenemus hampei) denominado Beauveria peruviensis. Este importante avance para el país fue reconocido por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) del Ministerio de Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

“Después de tres años de realizar diferentes actividades, se logró el descubrimiento de una nueva especie de Beauveria con potencial de biocontrol, este importante hallazgo fue publicado en la revista MycoKeys”, señala. En la actualidad, el joven, de padres agricultores, dedica sus esfuerzos a la investigación científica y tecnológica que impulse la innovación para el control sustentable de los recursos naturales en el Instituto de Investigación para el Desarrollo Sustentable de Ceja de Selva (INDES-CES) de su alma mater.

También realiza investigaciones para la conservación de especies arbóreas, cultivos bajo condiciones protegidas, uso de energías renovables y conservación de abejas. De esta manera, busca contribuir con el cuidado del medioambiente.

Historia de lucha

Geysen sabe que la agricultura es vital en nuestro país, pero es necesario repotenciarla, para la cual se necesitan profesionales comprometidos. “En Amazonas se está empezando a sembrar diferentes cultivos en pequeña escala, como fresas, arándanos, pitahaya y papayita, por lo que es necesario realizar mejoras tecnológicas para elevar la calidad de vida de los productores. Argentina es un país que tecnológicamente está muy avanzado y es una oportunidad para aprovechar al máximo en la maestría estos nuevos conocimientos, los cuales aplicaré a mi regreso”, refiere.

El talento no teme a los retos. Su vida, como la de muchos jóvenes del país, ha estado lleno de dificultades, pero él los ha afrontado y superado con perseverancia. “Desde que estuve en el colegio sabía que solo estudiando podía ser alguien en la vida. Por eso, sacaba las mejores notas y me esmeraba en aprender. Para continuar la secundaria, tuve que separarme de mi mamá e irme a vivir con mi abuelita durante cinco años, estas experiencias me ayudarán a ser más fuerte”, comenta.

Por la falta de recursos económicos, Geysen tuvo que estudiar y trabajar durante su etapa universitaria, pero eso no fue impedimento para culminar su carrera no solo invicto, sino entre los primeros puestos. “Había días en que no dormía porque de trabajar me iba directo a clases”, recuerda. Con una sonrisa dice que su mamá, su gran inspiración, sigue guardado sus libretas de notas y diplomas como orgullo de todo lo que su hijo ha logrado. Y muy pronto también guardará su título como magíster en una de las mejores universidades de Latinoamérica.

Comparte las buenas noticias

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Malcare WordPress Security