• También frutas de estación y verduras como espinaca y alcachofa para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

El Seguro Social de Salud (EsSalud) recomendó a la población el consumo de tubérculos y cereales, así como frutas de estación y verduras como la espinaca, zanahoria, berenjena, alcachofa y camote, los cuales ayudarán a soportar el invierno sin subir de peso y reforzarán el sistema inmunológico para evitar el contagio de enfermedades respiratorias.

La nutricionista del Hospital II San Isidro Labrador de EsSalud Melissa Are Yábar dijo que en invierno nuestro organismo necesita más calorías para mantener el calor corporal y la principal fuente para ello es la energía.

La especialista recomendó el consumo de alimentos que contengan calorías, los cuales ayudarán a nuestro cuerpo a tener reservas de energía.

Dijo que en los niños se sugiere una alimentación basada en proteína de alto valor biológico, carbohidratos complejos, vitaminas, minerales y antioxidantes, que están en los lácteos, huevos, frutas de estación y vegetales de variados colores, como la espinaca, zanahoria, berenjena, alcachofa y camote.

Precisó que estos alimentos ayudarán a reforzar su sistema inmunológico y permitirán evitar que contraiga enfermedades respiratorias, consideradas como un factor de riesgo por las bajas temperaturas propias del invierno.

“Para tener energía y no subir de peso, la dieta diaria debe incluir tubérculos y cereales en cantidades adecuadas, se sugiere una ración para los tubérculos y para los cereales dos raciones diarias, además incluir alimentos integrales que poseen mayor contenido calórico y complejo B”, dijo.

La nutricionista dijo que estos alimentos hacen que nuestro metabolismo funcione mejor y favorecen en la generación de calor y, también, los podemos hallar en los panes integrales, salvado de trigo, arroz y frutos secos.

“Una cucharada al día de pecanas, avellanas, maní, almendras y nueces es recomendable para contar con un alto grado de ácidos grasos esenciales”, dijo.

También, recomendó el consumo de grasas saludables, como omega-3, el cual se encuentra en el pescado azul.

Agregó que en todas las diversas variedades de sopas se pueden incluir legumbres de todo tipo, evitando combinarlas con carnes ricas en grasas, ya que al hacerlo desequilibramos nuestra dieta.